«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 23 de julio de 2015

El lenguaje con el que los marxista-leninistas nos debemos dirigir a las masas

Liliana dicheva - «Georgi Dimitrov entre la juventud trabajadora»

«El camarada Stalin señalaba que una de las peculiaridades en la táctica de los bolcheviques rusos, en el periodo de la preparación de la insurrección de la revolución de octubre del 1917, fue la de que supieron determinar con exactitud los caminos y recodos que podían vincular, naturalmente, a las masas con las consignas del partido, conduciéndolas al «umbral mismo de la revolución», ayudándolas a sentir, valorar y reconocer por su propia experiencia la exactitud de esas consignas; que no confundían la dirección del partido con la de las masas y tenían la clara conciencia de la diferencia que existe entre estas dos categorías de dirección, con lo cual elaboraron la táctica, no sólo como una ciencia para la dirección del partido, sino también para la de millones de trabajadores.

Además debemos tener en cuenta que  imposible que las amplias masas comprenderán nuestras resoluciones sino aprendemos a hablar su propio lenguaje. No siempre, ni mucho menos, sabemos hablar de un modo sencillo, concreto, con conceptos familiares y comprensibles para ellas. Todavía no sabemos renunciar a las fórmulas abstractas, aprendidas de memoria. En efecto, fíjense en nuestros manifiestos, periódicos, resoluciones y tesis, y verán que están escritos muy a menudo en un lenguaje y en una redacción tan pesados, que su comprensión resulta inclusive difícil para los militantes responsables de nuestros partidos, y no digamos para nuestros militantes de fila.

Si pensamos camaradas, que en los países fascistas los obreros, que difunden y leen estas hojas, se juegan la vida, salta a la vista con toda claridad la necesidad de escribir para las masas en un lenguaje comprensible para ellas, a fin de que también los sacrificios que se realicen no sean estériles. (...)

Mientras yo pronunciaba mi informe, el presidente, el camarada Otto Kuunisen, recibió de la sala una carta muy significativa dirigida a mí. Voy a leerla:

«Le ruego que en su intervención en el congreso toque un problema, a saber: que de aquí en adelante  todos los acuerdos y decisiones de la Komintern se redacten de tal modo que puedan entenderse no sólo por los comunistas preparados, sino también cualquier trabajador, sin preparación alguna, que leyendo los materiales de la Komintern vea en seguida lo que quieren los comunistas y qué beneficio aporta el comunismo a la humanidad. Es cosa que olvidan algunos dirigentes del partido. Hay que recordárselo con más energía aún. Y desarrollar la agitación por el comunismo en un lenguaje comprensible». (Carta anónima dirigida a Georgi Dimitrov presentada por él en su discurso del 13 de agosto de 1935)

No sé a ciencia cierta quién es el autor de la carta. Pero no hay duda que este camarada refleja en ella el sentir y deseo de millones de obreros. Muchos de nuestros camaradas piensan que su agitación y su propaganda son mejores cuanto más palabras  altisonantes, fórmulas y tesis incomprensibles para las masas se empleen; olvida que Lenin, el jefe teórico de la clase obrera más grande de nuestro tiempo, hablaba y escribía siempre en un lenguaje muy comprensible para las amplias masas.

Es menester de cada uno de nosotros asimile con firmeza, como ley bolchevique, esta regla elemental:

¡Cuando escribas o hables, piensa siempre en el obrero sencillo que tiene que entenderte, creer tus llamamientos y estar dispuesto a seguirte! ¡Piensa en aquellos para quienes escribes o a quienes hablas!». (Georgi Dimitrov, Por la unidad de la clase obrera contra el fascismo; Discurso de resumen en el VIIº Congreso de la Komintern, 13 de agosto de 1935)

6 comentarios:

  1. Me gusta mucho el comentario, me acuerdo en mis tiempos en el PCE, textos interminables con un lenguaje que no entendian ni los que los escribian, claro, mezclaban parrafos unos con otros similares, con un lenguaje que nunca llegaban a ningúna práctica, asi acabaron también, si muy distinto por mi paso también por el PCPE, muy claro pero también debido a su revisionismo economicista.

    ResponderEliminar
  2. Hola Trueno, bueno no hay que confundir el escribir el escribir accesiblemente como algo que incluya excluir vocablos técnicos y escribir con elegancia. Se puede escribir con términos variados y ser un lenguaje popular, de hecho muchos de nosotros hemos aprendido mucho de lenguaje, y ampliado nuestros vocablos gracias a la lectura marxista-leninista. Lo que prima, lo que es importante realmente es como decía Lenin no dar por sabido a las masas lo que nosotros conocemos, por eso cuando hablamos de términos como "frente", "vanguardia", "centralismo democrático", "burocracia", no está de más realizar una introducción o un repaso rápido a esos términos, al igual que cuando explicamos una cosa, como decimos siempre si hace falta hay que explicarlo con mil términos y de esta y esta otra forma hasta que nos hagamos entender, y hay que hacer especial mención a intentar evitar en la forma de expresarnos los regionalismos que impiden que otros camaradas de otros lugares nos entiendan correctamente.

    Tenemos que ser contrarios a los análisis escuetos, las declaraciones meramente decorativas, que dejan cosas importantes en el tintero o las que exponen no nos dice nada nuevo ni que nos haga reflexionar.

    Sería interesante que nos relataras ejemplos más concretos de tu experiencia en el PCE, el PCPE, u otros partidos revisionistas sobre esta cuestión. Un atento saludo.

    ResponderEliminar
  3. El PCPE se presenta a las elecciones, quiere ocupar el espacio del único partido comunista de España, pero no se da cuenta de que es otro destacamento comunista como el resto de los destacamentos existentes, Lenia decia al respecto....Sólo los bribones o los tontos pueden creer que el proletariado debe primero conquistar la mayoría en las votaciones realizadas bajo el yugo de la burguesía, bajo el yugo de la esclavitud asalariada, y que sólo después debe conquistar el Poder. Esto es el colmo de la estulticia o de la hipocresía, esto es sustituir la lucha de clases y la revolución por votaciones bajo el viejo régimen, bajo el viejo Poder. El PCPE sigue cayendo en el revisionismo de participar en las elecciones burguesas democraticas capitalistas y monarquicas, pienso que no sirve que por tener más o menos diputados en el parlamento se va a conseguir cambiar la sicologia de las clases oprimidas, el camarada Stalin decia que es imposible derrocar al enemigo sin haber primero aislado a los partidos burgueses, y esto no sehacedesde losparlamentos burgueses, losbolcheviques no tenian en marzo de1917 un ejército proletario preparado, lo fueron formando a través de la lucha y de los choques que organizaban desde Abril hasta el Octubre Rojo triunfante, es la manera de cambiar conciencias, no hay más que ver los resultados electorales del PCPE, siguen a la baja, por mucho que apoyen, luchen al lado de sectores obreros en conflicto, defiendan el arrancar las migajas del capital para los obreros a través de miserables convenios colectivos echos acorde con el patrono y los traidores de los sindicatos mayoritarios la clase obrera no los vota ni los defiende,porque? pues porque estamos instalados en el individualismo y no en la solidaridad colectiva, y en esto un partido comunista m-l tiene el deber de formar a la clase obrera de esta manera solidaria , como se va hacer la revolución socialista asi?.
    Los CJC, revisionistas, de echo muchos de ellos se marcharon para Iniciativa Comunista, estos al tener un talante de corte nacionalista luchan por el nacionalismo astur, poca militancia en Gijón y nada en Oviedo. Los CJC ya tienen su etiqueta burguesa, el polo, por cieto azul, con su logotipo incrustado, acerrimos defensores de la norcorea revisionista, de Cuba, de Venezuela, etc.tanto a estos comoal PCPE habría que preguntarles del porque en sus estatutos se siguen negando a reconocer que dentro del leninismo esta la revolución violenta y nunca pacífica, porque para el triunfo de la Gran Revolución Socialista esta debe de ser violenta y núnca pacifica, para pacifica para eso está lo denominado Socialismo del Siglo XXI, esa negación de la violencia revolucionaria se llama revisionismo, porque el PCPE y los CJC se niegan a hablar y a alabar a los grandes como Stalin y no digamos a Henver Hoxha ?, porque el PCPE y los CJC se niegan a hablar y a lanzar su critica sobre el revisionismo chino maoista? `porque están preñados de revisionismo.
    El KKE, hermano del PCPE se convierte en Europacomo un partido revisionista vease sus ultimas luchas en Grecia, simplemente a basede manifestaciones, y eso que el KKE es un partido de gran numero en militancia y en votos electorales, pero no pasa de esto, tiémpo al tiémpo como bién dijo y dejo para toda la história del movimiento comunista internacional Henver Hoxha el eurocumunismo es anticomunista y posiblemente,si no lo remediamos estos partidos asi acabaran, para el basurero del trotskismo.

    ResponderEliminar
  4. Lo siento camaradas tenia mucho texto antes de esto pero el sistema no me dejo colocarlo todo, no lo sabia ,bueno es una pena. Salud.

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo Trueno, lo que me cuentas del trabajo del PCPE y su especial inclinación hacia el legalismo burgués y el cretinismo parlamentario creo que es más que posible que venga de que ya desde su formación en los 80 no haya superado el hecho de venir del PCE y de los métodos de trabajo reformistas. Recordemos que el PCPE viene de un partido eurocomunista y se escinde y constituye como partido brézhnevista, por lo que esos rasgos que comentas son más que normales en un partido como ese.

    En cuanto a su política exterior, su apoyo a regímenes revisionistas-capitalistas como Cuba o Corea es normal, nunca han analizado la historia de los partidos que gobiernan esos países ni el carácter de las relaciones económicas de dichos países y no lo van a hacer ahora, se contentan con comunicados de cuatro líneas expresando su "solidaridad", y cuando se ven acorralados por los actos antimarxistas de estos gobiernos, pasan a pseudoargumentar que esos gobiernos son antiimperialistas (aunque estén atados a otros imperialismos) y que "son una alternativa" (aunque sea capitalismo decorado bajo ropajes simbología y fraseología socialista).

    En realidad como la mayoría de partidos prosoviéticos, al caer el bloque revisionista soviético se apunta a la moda de "reagrupar" a todas las corrientes revisionistas (o casi todas, salvo excepciones como el trotskismo), eso incluye intentar ir fusionándose con otros partidos y apoyar a regímenes que antaño criticaba desde las posiciones del revisionismo soviético (como China).

    ResponderEliminar
  6. Un ejemplo de las excusas de partidos tipo PCPE respecto a Corea del Norte, Cuba y otros:

    «Algunos vacilantes-oportunistas que se dicen «marxista-leninistas» reclaman piedad y compasión para los regímenes burgueses y capitalistas de carácter revisionista como podrían ser Cuba, Vietnam, China, Corea del Norte, y un largo etc., piden a los marxista-leninistas y sus partidos que se apiaden de condenar en sus escritos a estos gobiernos, a estos líderes, a estos partidos. Aquí encontramos una serie de personajes y teorías que evidencian el antimarxismo de estos variopintos abogados de los regímenes revisionistas:

    1) los que dicen que no hay que atacar estos regímenes ya que según ellos pese a su revisionismo actual son países socialistas; es decir, son aquellos que creen que pese a ser líderes revisionistas, tener un partido revisionista, se puede construir el socialismo como antaño decían los pro revisionismo soviético en los 70 u 80;

    2) los que dicen que no hay que atacar a estos regímenes porque son una alternativa al «capitalismo clásico» y que más bien habría que apoyarlos con ahínco. Si siguiéramos este hilo de pensamiento habría que apoyar también al «modelo escandinavo», al «socialismo del siglo XXI», o a otros movimientos reformistas o anarquistas que también son alternativa del capitalismo más «asesino» –por así decirlo– como podría ser el neoliberalismo, ¿dónde acabaría el apoyo a estos modelos, en el último estadio de modelo económico capitalista más reaccionario? ¿El corporativismo fascista? ¿El resto serían «aprovechables» y «merecedores de apoyo»?;

    3) los que dicen que no hay que atacarlos porque son bastiones antiimperialistas. No obstante, en su línea de pensamiento antiimperialista borran el contenido de clase, niegan que el verdadero antiimperialismo sólo puede ser ejercido por la clase obrera en el poder, desde el punto de vista marxista-leninista que sabe que el genuino antiimperialismo de un Estado va unido y sólo puede ser garantizado a través de la revolución social que es la revolución proletaria, y además, en tal afirmación, ignoran, como si nada, la evidencia de que estos regímenes en el mejor de los casos luchan contra un imperialismo u varios, pero están ligados a otro o a muchos otros, y muchas veces, cambian de un bloque imperialista a otro según convenga a la camarilla burguesa-pequeñoburguesa que detenta el poder;

    4) los que dicen que sería un golpe para el movimiento marxista-leninista la caída dominó de estos regímenes; craso error, jamás puede ser perjudicial para la ideología y objetivos marxista-leninistas la caída de gobiernos burgueses capitalistas, que entre su política, economía y cultura trabajaban por perpetuar el revisionismo. Al revés, estos gobernantes que se esfuerzan por disfrazar sus ideas burguesas-capitalistas bajo ropajes proletarios-marxistas, logrando con sus acciones desacreditar al verdadero comunismo; por cuanto, cuanto más tiempo sigan existiendo estas sedes mundiales del revisionismo más tiempo, más herramientas y más recursos tendrán para propagar el ideario revisionista-burgués a nivel local e internacional, y por lo tanto más difícil se hará a los marxista-leninistas rechazar estas mistificaciones que han sido inculcadas en las masas trabajadoras de su país y de otros países, clichés que como hemos afirmado y demostrado, han sido inoculados como si fueran inherentes a la teoría y práctica del marxismo-leninismo». (Equipo de Bitácora (M-L); El revisionismo coreano: desde sus raíces maoístas hasta la institucionalización del «pensamiento Juche», 2015)

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»