«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 29 de abril de 2014

El capitalismo de Estado no significa la construcción del socialismo


«El capitalismo de Estado fue al lado del sector socialista, una forma de organización económica adoptada por la Unión Soviética al salir de la guerra civil, cuando la economía debilitada exigía el concurso de los capitalistas rusos y extranjeros en ciertos límites y por un tiempo determinado bajo el control del Estado proletario. Lo importante a retener es que, el capitalismo de Estado, retroceso provisionalmente necesario, no representó en ningún caso una forma de transición hacia el socialismo, habiendo sido éste realizado por la ampliación del sector socialista y el desarrollo de la cooperación campesina. (...) En la producción capitalista de Estado los beneficios van a parar a manos de los capitalistas y que esta forma de producción está basada en la existencia de dos clases antagónicas: la burguesía que posee los medios de producción y el proletariado, explotado, que los hace funcionar. Sin embargo en los países de democracia popular sólo la clase obrera está representada en las empresas del Estado, y esta clase, aliada a todas las categorías de trabajadores, posee los principales instrumentos y medios de producción. Es decir, que las empresas del Estado no trabajan para los capitalistas, sino para el mejoramiento de la situación material de los trabajadores». (Naum FarberovLas democracias populares, 1949)

viernes, 18 de abril de 2014

¿Acaso el fascismo español falangista era realmente una tercera vía entre capitalismo y comunismo?

Nos sorprende el poco interés de los marxista-leninistas en tomar el estudio tanto de las obras del marxista-leninista español José Díaz, como de su figura antagónica de entonces, el falangista José Antonio Primo de Rivera.

Una de las armas favoritas históricas del fascismo español –y de todo fascismo– ha sido la de establecerse y proclamarse como una «tercera vía» entre el marxismo y el liberalismo, entre comunismo y capitalismo, entre clase obrera y burguesía, pretendiendo ser mediador entre el primero y segundo, o como superador de ambos. Al hablar del régimen a establecer, José Antonio decía que sería:

«Implacablemente anticapitalista, implacablemente anticomunista». (José Antonio Primo de Rivera; Discurso sobre la Revolución Española. Cine Madrid, de Madrid, 1935)

Otro ejemplo de su pretendida «neutralidad» es la cuestión del Estado, algo fundamental para el marxismo:

«Nosotros queremos que el Estado sea siempre instrumento al servicio de un destino histórico, al servicio de una misión histórica de unidad: encontramos que el Estado se porta bien si cree en ese total destino histórico, si considera al pueblo como una integridad de aspiraciones, y por eso nosotros no somos partidarios ni de la dictadura de izquierdas ni de la de derechas, ni siquiera de las derechas y las izquierdas, porque entendemos que un pueblo es eso: una integridad de destino, de esfuerzo, de sacrificio y de lucha, que ha de mirarse entera y que entera avanza en la historia y entera ha de servirse». (José Antonio Primo de Rivera; parlamento. «Concepto de Estado», 1933)

En este punto cabe observar y resaltar que en este discurso hay un implícito pretendido fin de las ideologías, exactamente el mismo discurso recuperado por el neoliberalismo a efectos de perpetuar artificialmente la explotación capitalista y los modos de producción. Un discurso que ha hecho suyo la socialdemocracia así como los revisionistas y neorevisionistas modernos y postmodernos.

¿Pero era esto cierto? Los marxista-leninistas sabemos al analizar científicamente la sociedad, que no es posible en cuestiones –además cardinales como la administración del Estado, las tesis económicas o la cultura partir de una ideología «neutral» o «tercera vía». Como dijo Lenin:

«No hay término medio pues la humanidad no ha elaborado ninguna «tercera» ideología, además, en general, en la sociedad desgarrada por las contradicciones de clase nunca puede existir una ideología al margen de las clases ni por encima de las clases. Por eso, todo lo que sea rebajar la ideología socialista, todo lo que sea separarse de ella significa fortalecer la ideología burguesa». (Vladimir Ilich Uliánov, Lenin; ¿Qué hacer?, 1902) 

Es por ello, que el llamado «nacionalsindicalismo» por mucho que repita lo contrario, es una variante más del fascismo, y por tanto de la ideología burguesa. En las siguientes citas veremos el posicionamiento del mismo autor sobre cuestiones como la religión, la cuestión nacional, filosofía, la lucha entre clases sociales, propiedad privada etc. Con ello veremos si parte de posiciones revolucionarias como él proclama o reaccionarias como dice no sostener a diferencia de ciertos liberales, socialcristianos, monárquicos etc. Parajódicamente más de uno se desorientará a la hora de saber diferenciar entre el discurso de José Antonio al de otras figuras del revisionismo cuando ve a ambos argumentar por ejemplo sobre su anticapitalismo, y es que efectivamente muchos argumentos que perpetúan la explotación del hombre por el hombre –como el fascismo y el revisionismo– parten del mismo tronco demagógico de la unión entre explotados y explotadores, que no es otra cosa que un discurso que actúa como agencia de la burguesía para mitigar la lucha de clases y hacer que nada cambie. Pese a hablar mil veces de «justicia social para todos», el legado ideológico de José Antonio –como era normal– se acopló al régimen fascista del franquismo, un periodo de la historia española donde lejos de aliviarse los problemas del capitalismo y su explotación, las clases explotadoras se sirvieron de la dictadura fascista del franquismo para tener las manos libres para suprimir los derechos democráticos antes obtenidos por las masas trabajadoras y establecer vía libre para enriquecerse, agudizando aún más si cabe las condiciones de explotación, es por ello que como se dijo, el fascismo es un poder precario por sus contradicciones indisolubles entre su discurso y los hechos que pone sobre la mesa: 

«Otra de las causas de la precariedad de la dictadura fascista estriba en que el contraste entre la demagogia anticapitalista del fascismo y la política del enriquecimiento más rapaz de la burguesía monopolista permite desenmascarar el fondo de clase del fascismo, quebrantar y reducir su base de masas. (...) El fascismo aspira a la más desenfrenada explotación de las masas, pero se acerca a ellas con una demagogia anticapitalista muy hábil, explotando el profundo odio de los trabajadores contra la burguesía rapaz, contra los bancos, los trusts y los magnates financieros y lanzando las consignas más seductoras para el momento dado, para las masas que no han alcanzado una madurez política; en Alemania: «nuestro Estado no es un Estado capitalista, sino un Estado corporativo»; en el Japón: «por un Japón sin explotadores»; en los Estados Unidos: «por el reparto de las riquezas», etc». (Georgi Dimitrov; La ofensiva del fascismo y las tareas de la Internacional en la lucha por la unidad de la clase obrera contra el fascismo; Informe ante el VIIº Congreso de la Komintern, pronunciado durante el 2 de agosto de 1935)

El documento:

Retrato de José Antonio Primo de Rivera, líder de Falange Española de las JONS (1903-1936)

(1) «Tenemos una fe resuelta en que están vivas todas las fuentes genuinas de España. España ha venido a menos por una triple división: por la división engendrada por los separatismos locales, por la división engendrada entre los partidos y por la división engendrada por la lucha de clases. Cuando España encuentre una empresa colectiva que supere todas esas diferencias, España volverá a ser grande, como en sus mejores tiempos».  (José Antonio Primo de Rivera; Entrevista al noticiario Paramount, 1935)

(2) 
«Mientras en Roma se firma el Tratado de Letrán, aquí tachamos de anticatólico al fascismo. Al fascismo que en Italia, después de noventa años de masonería liberal, ha restablecido en las escuelas el crucifijo y la enseñanza religiosa. Comprendo la inquietud en países protestantes donde pudiera haber pugna entre la tradición religiosa nacional y el fervor católico de una minoría. Pero en España ¿a qué puede conducir la exaltación de lo genuino nacional sino a encontrar las constantes católicas de nuestra misión en el mundo?». (José Antonio Primo de Rivera; «La violencia y la justicia». Carta a Julián Pemartín, 1933)

(3) 
«Hay naciones que han encontrado dictadores geniales, que han servido para sustituir al Estado; pero esto es inimitable y en España, hoy por hoy, tendremos que esperar a que surja ese genio».  (José Antonio Primo de Rivera; «España y la barbarie». Conferencia en el teatro Calderón, de Valladolid, 1935)

(4) 
«La monarquía española había sido el instrumento histórico de ejecución de uno de los más grandes sentidos universales. Había fundado y sostenido un imperio, y lo había fundado y sostenido, cabalmente, por lo que constituía su fundamental virtud; por representar la unidad de mando. Sin la unidad de mando no se va a parte alguna. Pero la monarquía dejó de ser unidad de mando hacía bastante tiempo: en Felipe III, el rey ya no mandaba; el rey seguía siendo el signo aparente, mas el ejercicio del poder decayó en manos de validos, en manos de ministros: de Lerma, de Olivares, de Aranda, de Godoy». (José Antonio Primo de RiveraDiscurso sobre la Revolución Española. Cine Madrid, de Madrid, 1935)

(5) 
«Necesitamos dos cosas: una nación y una justicia social. No tendremos nación mientras cada uno de nosotros se considere portador de un interés distinto: de un interés de grupo o de bandería. No tendremos justicia social mientras cada una de las clases, en régimen de lucha, quiera imponer a las otras su dominación, Por eso, ni el liberalismo ni el socialismo son capaces de depararnos las dos cosas que nos hacen falta»(José Antonio Primo de Rivera«Luz nueva en España»Artículo no publicado y destinado a Patria Sindicalista, de Zaragoza, 1934)

(6) 
«Queráis o no queráis, militares de España, en unos años en que el ejército guarda las únicas esencias y los únicos usos íntegramente reveladores de una permanencia histórica, al ejército le va a corresponder, una vez más, la tarea de reemplazar al Estado inexistente». (José Antonio Primo de Rivera; «Carta a un militar español», 1934)

(7) 
«No hay más que dos maneras serias de vivir: la manera religiosa y la manera militar o, si queréis, una sola, porque no hay religión que no sea una milicia ni milicia que no esté caldeada por un sentimiento religioso; y es la hora ya de que comprendamos que con ese sentido religioso y militar de la vida tiene que restaurarse España». (José Antonio Primo de Rivera; parlamento. «Doctrina de la revolución española», 1934)

(8) 
«Nuestro Estado será un instrumento totalitario al servicio de la integridad patria. Todos los españoles participarán en él a través de su función familiar, municipal y sindical. Nadie participará a través de los partidos políticos. Se abolirá implacablemente el sistema de los partidos políticos con todas sus consecuencias: sufragio inorgánico, representación por bandos en lucha y parlamento del tipo conocido». (José Antonio Primo de Rivera; Norma programatica de Falange, 1934)

(9) 
«El Estado nacionalsindicalista permitirá toda iniciativa privada compatible con el interés colectivo, y aun protegerá y estimulará las beneficiosas»(José Antonio Primo de Rivera; Norma programática de Falange, 1934)

(10) 
«Nuestro régimen hará radicalmente imposible la lucha de clases, por cuanto todos los que cooperan a la producción constituyen en él una totalidad orgánica»(José Antonio Primo de Rivera; Norma programática de Falange, 1934)

(11) «Tenemos voluntad de imperio. Afirmamos que la plenitud histórica de España es el imperio. Reclamamos para España un puesto preeminente en Europa. No soportamos ni el aislamiento internacional ni la mediatización extranjera. Respecto de los países de Hispanoamérica, tendemos a la unificación de cultura, de intereses económicos y de poder. España alega su condición de eje espiritual del mundo hispánico como título de preeminencia en las empresas universales». (José Antonio Primo de Rivera; Norma programática de Falange, 1934)

(12) «El movimiento de hoy, que no es de partido, sino que es un movimiento, casi podríamos decir un antipartido, sépase desde ahora, no es de derechas ni de izquierdas. Porque en el fondo, la derecha es la aspiración a mantener una organización económica, aunque sea injusta, y la izquierda es, en el fondo, el deseo de subvertir una organización económica, aunque al subvertiría se arrastren muchas cosas buenas. Luego, esto se decora en unos y otros con una serie de consideraciones espirituales. Sepan todos los que nos escuchan de buena fe que estas consideraciones espirituales caben todas en nuestro movimiento; pero que nuestro movimiento por nada atará sus destinos al interés de grupo o al interés de clase que anida bajo la división superficial de derechas e izquierdas». (José Antonio Primo de Rivera; Discurso pronunciado en el Teatro de la Comedia de Madrid, el día 29 de octubre de 1933)

(13) «La Patria es una unidad total, en que se integran todos los individuos y todas las clases; la Patria no puede estar en manos de la clase más fuerte ni del partido mejor organizado. La Patria es una síntesis trascendente, una síntesis indivisible, con fines propios que cumplir; y nosotros lo que queremos es que el movimiento de este día, y el Estado que cree, sea el instrumento eficaz, autoritario, al servicio de una unidad indiscutible, de esa unidad permanente, de esa unidad irrevocable que se llama Patria». (José Antonio Primo de Rivera; Discurso pronunciado en el Teatro de la Comedia de Madrid, el día 29 de octubre de 1933)

(14) 
«Falange Española no puede considerar la vida como un mero juego de factores económicos. No acepta la interpretación materialista de la historiaLo espiritual ha sido y es el resorte decisivo en la vida de los hombres y de los pueblos. Aspecto preeminente de lo espiritual es lo religioso. Ningún hombre puede dejar de formularse las eternas preguntas sobre la vida y la muerte, sobre la creación y el más allá. A esas preguntas no se puede contestar con evasivas; hay que contestar con la afirmación o con la negación. España contestó siempre con la afirmación católica. La interpretación católica de la vida es, en primer lugar, la verdadera; pero es además, históricamente, la española. Por su sentido de catolicidad, de universalidad, ganó España al mar y a la barbarie continentes desconocidos. Los ganó para incorporar a quienes los habitaban a una empresa universal de salvación. Así, pues, toda reconstrucción de España ha de tener un sentido católico»(José Antonio Primo de Rivera; Falange Española número 1, noviembre, 1933)

jueves, 17 de abril de 2014

Georgi Dimitrov reprendiendo al revisionismo chino sobre el reclutamiento indiscriminado y masivo en el partido

Sergei Petrov - «Maxim Gorky y Georgi Dimitrov», 1934

«Hacemos mención especial que la línea correcta en la creación del frente unido antijaponés significa el fortalecimiento general del partido y el ejército rojo. Por lo tanto, estamos muy preocupados por su decisión de que todo el que desee puede ser aceptado en el partido, sin ninguna consideración de su origen social, que el partido no tema que algunos arribistas busquen su camino en el partido, así como de su mensaje sobre las intenciones de aceptar incluso a Zhang Xueliang en el partido. En la actualidad, más que en cualquier otro momento, es necesario para mantener la pureza de las filas y el carácter monolítico del partido. Mientras conducimos el alistamiento sistemático de personas en el partido y así lo reforzamos, especialmente en el territorio del Kuomintang, es necesario que al mismo tiempo que evitamos la inscripción masiva en el partido, aceptemos sólo a las mejores y probadas personas de entre los obreros, campesinos y estudiantes
». (Georgi Dimitrov; Telegrama de la Secretaria del Comité Ejecutivo de la Komintern al Secretariado del Partido Comunista de China, 15 de agosto de 1936)

miércoles, 16 de abril de 2014

No es el partido que debe depender de los líderes, sino los líderes del partido

Georgi Dimitrov durante su visita a Checoslovaquia, 1948

«El ejemplo de Yugoslavia muestra con suficiente claridad que los que están a la cabeza de la dirección colectiva de sus partidos, sean quienes sean, deben sentir el control del partido. Nunca hay que olvidar que los líderes del partido pueden cambiar, pero el partido permanece, y seguirá permaneciendo. No es el partido que debe depender de los líderes, sino los líderes del partido, y serán los verdaderos líderes de los partidos en la medida en que se mantengan fieles a la invencible doctrina marxista-leninista y cumplan la voluntad colectiva de la voz del partido». (Georgi Dimitrov; Informe al XVIº Pleno del Comité Central del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, julio de 1948)

martes, 15 de abril de 2014

Corrupción y socialismo: Cartas de Lenin

Los que pretenden manipular a Lenin para así respaldar sus desviaciones pequeñoburguesas, sus concesiones de principios, no pueden sino quedar en evidencia ante la abrumadora dialéctica del bolchevique. Y que encontró en la firme voluntad de Stalin la continuidad de esos principios.

A continuación podrán leer dos cartas enviadas por el camarada Vladimir que ejemplifican con total claridad su valor como revolucionario y la enorme distancia que separa a los marxistas-leninistas de los líderes políticos de la burguesía y pseudo-revolucionarios, por lo demás vacilantes y oportunistas. Y es que mientras los revolucionarios luchan incansablemente contra la corrupción y los privilegios, los segundos se lucran, fomentan y protegen esos males.

La corrupción solo puede prosperar en una sociedad capitalista, para que la corrupción prospere en el socialismo se debe abandonar al propio socialismo, per se ya no es socialismo aunque se mantengan colgadas las «banderas rojas de la hoz y el martillo».

El documento:



1918. Carta dirigida a A.D.I Kurski

Es necesario presentar inmediatamente, con rapidez ejemplar, un proyecto de ley por el que se disponga que las penas por soborno (concusión y corrupción, confabulación para el soborno, ETC.)

No deberán ser inferiores a diez años de cárcel y, además, a diez años de trabajos forzados.


(Dicho decreto se aprobó el 8 de mayo de 1918)



23 de mayo de 1918

Al Administrador del Consejo de Comisarios del Pueblo, Vladimir Dimitrievich Bonch-Brueivich.

Le dirijo una severa censura en vista del incumplimiento, por su parte, de mi exigencia de que se me indicaran las razones para elevar mi sueldo, de 500 a 800 rublos mensuales, a partir del 1 de marzo de 1918, y en vista de la clara ilegalidad de ese aumento, que usted ha llevado a cabo arbitrariamente, de acuerdo con el secretario del Consejo, Nikolai Pietrovich Gorbunov, infringiendo con ello de forma manifiesta el decreto del Consejo de Comisarios del Pueblo de fecha 23 de noviembre de 1917.

El Presidente del Consejo de Comisarios del Pueblo

V. Uliánov (Lenin)


Con Información de La Mancha Obrera

domingo, 13 de abril de 2014

¿Qué opinaba Pol Pot del revisionismo maoísta y del revisionismo titoista?; Equipo de Bitácora (M-L), 2014

Las siguientes declaraciones corresponden a Pol Pot, Secretario General del Partido Comunista de Kampuchea desde 1963 a 1981. Tomó el poder en Camboya en 1975 –renombrada como Kampuchea Democrática–. Para quién no esté al tanto, Pol Pot fue una de las figuras más polémicas –sino la que más– que ha dirigido un partido comunista, ya que sus políticas desviacionistas en el gobierno llevaron al país a un completo desastre. Hablamos de sus políticas chovinistas, su teoría de tomar la agricultura como eje de la economía, la desurbanización de las ciudades, la aceptación de la división internacional del trabajo, abolir el dinero y otras teorías y prácticas cercanas a la vena más anarquista del maoísmo que pueden ser vistas [aquí]. Debido a las refriegas fronterizas con Vietnam, en 1979 debido a la mayor experiencia y equipamiento militar vietnamita y al aprovechando del descontento local generalizado en Camboya contra Pol Pot, los revisionistas vietnamistas realizaron una rápida invasión para derrocarle e instaurar un gobierno títere, algo que consiguieron en un breve lapso de tiempo, debido a la impopularidad de Pol Pot. Esto también nos demuestra que el revisionismo en cualquiera de sus variantes es una fuerza centrífuga debido a sus planteamientos nacionalistas, chovinistas, imperialistas.

A partir de entonces y desde inicios de los 80 Pol Pot y los Jemeres Rojos serían financiados abiertamente por el gobierno chino, británico y estadounidense para acabar con el gobierno camboyano títere soviético-vietnamita:

«En otra operación de alto secreto los Boinas Verdes norteamericanos entrenaron a las unidades del genocida ejército de los Jemeres Rojos de Camboya, después de que el contacto fuera establecido por Ray Cline, agente oficial superior de la CIA y consejero especial del presidente Ronald Reagan. Cuando el escándalo Irán-Contra se destapó en 1983, Reagan, temiendo más escándalos molestos, pidió a Margaret Tatcher que se hiciese cargo del asunto, enviando a las SAS para entrenar a las fuerzas de Pol Pot. «Primero fuimos a Tailandia en 1984», testificaron después oficiales de las SAS; «los yanquis y nosotros trabajamos juntos; era una relación estrecha, como hermanos ellos les gustó tan poco como a nosotros. Entrenamos a los Jemeres Rojos en una gran cantidad de cuestiones técnicas», recuerda uno de los oficiales. «Nada más comenzar querían ir a los pueblos y simplemente hacer picadillo a la gente. Les dijimos que se relajaran». Los SAS se sentían incómodos con la operación, y «muchos de nosotros habríamos cambiado de bando a la mínima oportunidad. Así de cabreados estábamos. Odiamos vernos mezclados con Pol Pot». (Daniele Ganser; Los ejércitos secretos de la OTAN. La operación Gladio y el Terrorismo en Europa Occidental, 2005)

Muy justamente los marxista-leninistas albaneses sentenciaron por todo ello:

«En Camboya el pueblo, los comunistas y los patriotas camboyanos se han levantado contra el bárbaro gobierno de Pol Pot, el cual no es más que un grupo de provocadores al servicio de la burguesía imperialista y en especial de los revisionistas chinos, que tenía como objetivo desacreditar la idea del socialismo en el área internacional». («Zëri y popullit»; El liderazgo chino con Deng Xiaoping a la cabeza ha iniciado un ataque militar contra Vietnam, 21 de febrero de 1979)

Pol Pot ha desacreditado el nombre del comunismo a ojos de las masas, algo que la historiografía burguesa no pudo dejar pasar la ocasión para añadir otra experiencia nefastas del revisionismo para atacar al marxismo-leninismo –comunismo si se prefiere–. 

Por último si alguien duda del «comunismo» o de las «buenas intenciones» de Pol Pot –sarcasmo–, veamos las reflexiones de la figura en cuestión, téngase en cuenta que la entrevista es después de que su guerrilla de los años 80 es liquidada:

«Cuando yo muera, mi único deseo es que Camboya permanezca como Camboya y pertenezca a Occidente. (...) Se acabó el comunismo, y quiero hacer hincapié en eso. (...) Cuando digo que Camboya debería ser parte de Occidente, quiero decir que si usted pertenece a Occidente al menos, no existirá allí un régimen fascista». (Pol Pot; Entrevista con Nate Thayer, 28 de octubre de 1997)

Esta transformación de un revisionista a un reformista, a un amante de la democracia burguesa, a un socialdemócrata, es una evolución lógica del revisionismo, y Pol Pot no es la única figura así, tras la caída de la Polonia revisionista, Wojciech Jaruzelski también lanzó loas Occidente vociferando «el fin del comunismo» y declarándose abiertamente como socialdemócrata. Como curiosidad, Pol Pot queda ridiculizado al creer que si un país está bajo la influencia occidental: «no existirá allí un régimen fascista», quizás este ignorante del marxismo-leninismo, ignora que la africana Etiopía fue colonizada, saqueada, y maltrata por la Italia fascista de Mussolini, que era parte del mundo occidental.

Otro día nos ocuparemos en despiezar la doctrina en sí del revisionismo camboyano –incluido estas citas–; en ese trabajo como veremos, se ve como este revisionismo asiático tiene raíces en los conceptos anarquistas, maoístas, titoistas, de los eseristas rusos, etc. Hoy sólo dejaremos constancia de su opinión sobre otros revisionismos, que demostrará de nuevo, como cuando observamos las alabanzas del revisionismo yugoslavo al revisionismo eurocomunista, la interconexión e influencia teórica de todas las ramas del revisionismo moderno.

El documento:

Mao Zedong, Pol Pot y Ieng Sary, 21 de junio de 1975

(1) «En la concreta lucha revolucionaria de nuestro país, nosotros creativamente y exitosamente hemos aplicado el Pensamiento Mao Zedong; desde el tiempo que nosotros teníamos las manos vacías hasta la derrota del 17 de abril de 1975 cuando nosotros conseguimos derrotar a fondo al imperialismo estadounidense y sus lacayos librando totalmente Kampuchea y su pueblo, cuando los obreros y campesinos tomaron el poder político en nuestro país. Nuestro pueblo y los pueblos revolucionarios de todo el mundo creen profundamente que el Pensamiento Mao Zedong es siempre eficaz, afilado y victorioso. Este consiste principalmente en las enseñanzas sobre la construcción de un partido con un sólido núcleo dirigente, en el establecimiento de un poderoso frente único nacional, en la construcción de un heroico ejército revolucionario así como en los análisis de clases de la sociedad, en la contradicción, en la práctica, en el establecimiento de las bases rurales revolucionarias, en el rol del campo y la cuidad en la lucha revolucionaria, en la revolución violenta, sobre las estrategias y prácticas de la guerra popular, en la cultura, literatura y arte revolucionaria. (...) El presidente Mao Zedong también hizo una gran contribución a la revolución socialista china y a la construcción del socialismo. Él [Mao Zedong] correctamente planteó la cuestión de las contradicciones entre el pueblo y el enemigo. (...) Para la revolución de Kampuchea, la más preciada ayuda proveniente de Mao Zedong, el Partido Comunista de China y el pueblo chino ha sido el Pensamiento Mao Zedong. El presidente Mao Zedong siempre personalmente nos ha apoyado y alentado. (...) La publicación y amplia distribución del V volumen de obras seleccionas de Mao Zedong fue el mayor evento político para el pueblo chino y el pueblo revolucionario del mundo». (Pol Pot; Discurso pronunciado en la recepción dada por los líderes chinos en Peking, 28 de septiembre de 1977)

(2) «Estamos felices que la delegación de periodistas de Yugoslavia haya venido a la Kampuchea Democrática. Esta visita fortalece los lazos de amistad entre los dos países y pueblos. Como la Kampuchea Democrática, Yugoslavia es un país no alineado y siempre resolutivamente defiende su independencia. Por lo tanto la amistad entre nuestros dos países se presenta sobre esta base. Nosotros tenemos respeto y afecto por el camarada Presidente Tito y los amistosos pueblos de Yugoslavia. El camarada Presidente Tito y los pueblos yugoslavos siempre nos han extendido su apoyo y ayuda. Nosotros tenemos una gran simpatía por el Presidente Tito y los pueblos de Yugoslavia. Queremos expresarles a ellos las gracias». (Pol Pot; Entrevista con la delegación de periodistas yugoslavos en su visita a la Kampuchea Democrática, 17 de marzo de 1978)

viernes, 11 de abril de 2014

Papa pide perdón por sacerdotes pederastas

Aquí otra oportunidad para develar el carácter de estos facinerosos que viven de los miedos de la gente; y es que Bergoglio–el amiguísimo y cómplice de la dictadura militar argentina– emitió un discurso emotivo entonando la suplica del perdón por los crímenes cometidos por los pederastas de su institución, y que seguramente se siguen cometiendo.

Las «nobles» palabras –por llamarlas de alguna manera– pierden valides cuando nos percatamos que los protectores de esos pederastas, Juan Pablo II y Benedicto XVI, no han sido culpados en la misma medida del ocultamiento de tamaños crímenes; e incluso ninguna mención para el también protector de pederastas Tarcisio Bertone, aunque en este caso y en su imaginario son «efebófilos». Sin olvidar que la iglesia sigue entorpeciendo la investigación y condena de los criminales.

¿A ver si se lo apuntan los revisionistas del socialistas del siglo XXI?

El documento:


El papa Francisco abogó hoy por la defensa de los derechos de los niños y pidió perdón por los abusos sexuales cometidos contra ellos por miembros de la Iglesia.

"Me siento interpelado a hacerme cargo de todo el mal que algunos sacerdotes causan a los menores. Somos consciente de ese daño y no daremos marcha atrás en cuanto al tratamiento de ese problema y a las sanciones necesarias", manifestó el Sumo Pontífice.

Durante un encuentro con representantes de la Oficina Internacional Católica de la Infancia, el Obispo de Roma agradeció la labor de esa entidad benéfica a favor de los más chicos e instó a luchar contra el trabajo esclavo, el reclutamiento de niños soldados y cualquier tipo de violencia.

"Es preciso defender el derecho de los menores a crecer en una familia, con un padre y una madre capaces de crear un ambiente idóneo para su desarrollo y su madurez afectiva", resaltó.

Francisco destacó, además, la importancia de privilegiar a los niños y a los ancianos en la sociedad, pues, señaló, en sus manos está el futuro y la sabiduría, respectivamente.

Prensa Latina

Elección de corruptos


Roberto Rivas, centro-derecha de la imagen

«La reelección de los corruptos Roberto Rivas como presidente del Consejo Supremo Electoral –CSE–, así como de María Dolores Alemán –hija del expresidente Arnoldo Alemán e implicada en los casos de corrupción de su padre– como «Contralor de la República con la venia de la Bancada Sandinista, por extensión de la dirigencia del FSLN, tiene como significado la acumulación de fuerzas dentro de las expresiones de la burguesía nicaragüenses, de hecho a esa unidad también fue invitado el otro sector burgués liberal que finalmente decidió no tomar parte. En definitiva estamos ante la evidente promoción y sostenimiento de corruptos, en tanto defensores de esos corruptos, fenómeno que se da en todas las escalas posibles e imaginables.

En lo particular se debe a que estamos ante un «partido burgués de clase obrera», dirigido por una burguesía evolucionada de la «aristocracia obrera» engendrada en los ochentas, y dado que durante los últimos 20 años llegó a consolidarse como burguesía nacionalista, y que ya está mostrando serias limitaciones para su crecimiento, pues han entendido que requieren de la inserción en el mercado global, es decir ya son burguesía cosmopolita o al menos se mueven en esa dirección; pero para lograr esa inserción requieren de la unidad de todas las fuerzas burguesas del país, en lo político y en lo económico, aunque haya diferencias en lo social –unos son netamente neoliberales y otros aun tienen ciertos síntomas de progresismo nacionalistas–. En ese sentido vale decir que la unidad económica ya la han obtenido, con los pactos bajo la mesa con el COSEP y en particular con la familia Pellas, ahora toca en lo político y es ahí donde entró en acción la extensión del pacto con los neoliberales del 99, el objetivo de esa reedición –por llamarlo de alguna manera– es garantizar que haya una legislación favorable al proyecto capitalista en desarrollo y una menor crítica desde las bancadas «opositoras», y así dar la impresión general de un consenso general de desarrollo. Pero ese desarrollo es y será únicamente burgués como se ha mostrado hasta ahora. En ese sentido, tampoco se puede descartar que sea parte de la estrategia para aumentar los votos positivos respecto a una posible base militar de la Federación Rusa en territorio nicaragüense.

En cuanto a la elección de Lumberto Ignacio Campbell como magistrado del CSE tiene más o menos el mismo significado, pues representa al ala más derechista dentro del Frente Sandinista.

Este tema de enorme envergadura queda eclipsado en los espacios noticiosos ante el sismo sufrido por el país, lo que le permite al ejecutivo y a la dirección burguesa del Frente desviar la atención de tan evidente desviación que transgrede las leyes burguesas existentes». (P. M.; PML(c)N, KBML-1917.MK9, 2014)

miércoles, 9 de abril de 2014

Uno no puede eliminar el fascismo sin desafiar la propia regla interna del capitalismo

Georgi Dimitrov durante 1947

«A pesar de que sus tareas inmediatas eran de carácter democrático, el levantamiento del 9 septiembre, no podía sino sacudir el propio sistema capitalista de nuestro país hasta sus cimientos, trascendiendo los límites de la democracia burguesa.

Esto era entonces, la característica más destacada del levantamiento del 9 de septiembre.

Uno no puede eliminar el fascismo, conceder derechos democráticos a las masas trabajadoras, y pretender consolidar y desarrollar estos derechos sin desafiar la propia regla interna del capitalismo, ya que como hemos recalcado el fascismo no es más que la despiadada dictadura terrorista del gran capital. La erradicación del fascismo no se puede completar sin desafiar a los grandes capitales. Por tanto no se pueden conceder derechos democráticos a los trabajadores si el gran capital conserva todo su poder político y económico. El levantamiento del 9 de septiembre entonces emprendió la tarea de solucionar los problemas de carácter democrático junto con el gran problema nacional de nuestra participación en la guerra para participar coherentemente en la destrucción final del hitlerismo, pero no podía ignorar sin embargo otros problemas de gran envergadura como es la dominación de la gran burguesía, por ello se preparó para dar los golpes más profundos y serios posibles a ésta con el fin de lograr la abolición entera del sistema capitalista y encarrilar la transición al socialismo». (Georgi Dimitrov; Informe al Vº Congreso del Partido Obrero (comunista) Búlgaro, 1948) 

lunes, 7 de abril de 2014

De acuerdo, Uribe: que no haya impunidad; Tercera información, 2014

Que Álvaro Uribe –en contubernio con el que fuera su ministro de defensa y hoy presidente de Colombia– es un criminal responsable directo de los «falsos positivos», de asesinatos y desapariciones sistemáticas de opositores, además creador de las organizaciones de asesinos «paramilitares» –ultraderecha– e íntimamente ligado al narcotráfico, y que por esos crímenes debe de ser requerido por la justicia; no merece la menor duda. Pero nuevamente les invitamos a ir más allá:

1. Las FARC-EP es un frente que resultó de la unión de las guerrillas comunistas y liberales en el periodo conocido como «La Violencia»; de hecho Marulanda era un comandante liberal.

2. Las FARC-EP se ha concentrado en una lucha armada que en varios puntos recuerda a la táctica del revisionismo chino de la «Guerra Popular Prolongada» –GPP–, cuya idea fundamental es la de crear columnas guerrilleras campesinas que alcancen un poder de fuego suficiente como para enfrentar a un ejército regular –en un periodo defensivo–, lograr liberar ciertas zonas –etapa de equilibrio entre fuerzas– y finalmente «rodear» a las ciudades y tomarlas –etapa de toma de poder–. Es decir ha copiado una «táctica revisionista» que olvida la acción del partido en las ciudades como punto neurálgico de activación y concienciación de las masas obreras, como centro donde se ubica la clase social que tiene asignada la misión de liderar este tipo de procesos sociales –sea la revolución de tipo: antifeudal, antifascista, anticolonial, antiimperialista o socialista–. Esto no significa que la táctica de la guerrilla campesina sea despreciable, sino que la guerrilla campesina solo reviste importancia si dicha actuación en el campo es enlazado con el trabajo en la ciudad, movilizando –en las distintas formas posibles legales e ilegales– a la clase obrera; las ciudades no pueden ser abandonadas a su suerte hasta que sean rescatadas por el «presunto futuro triunfo del cerco de las guerrillas desde el campo»:

«Oponiéndose al papel dirigente del proletariado en la revolución, la teoría maoísta considera el campo como la única base de la insurrección armada y descuida la lucha armada de las masas trabajadoras en las ciudades. Preconiza que el campo debe mantener asediada a la ciudad, que es considerada como el reducto de la burguesía contrarrevolucionaria. Esto es una expresión de desconfianza en la clase obrera, es una negación de su papel hegemónico». (Enver Hoxha; El imperialismo y la revolución, 1978)

Como tal, el campesinado, incluso en países no industrializados, y pese a que la fuerza militar del partido comunista pueda estar compuesta por campesinos pobres y medios, no juega el papel de vanguardia:

«El campesinado albanés era la fuerza principal de nuestra revolución, sin embargo nuestra clase obrera, pese a ser numéricamente muy pequeña, dirigió al campesinado porque la ideología marxista-leninista, la ideología del proletariado, encarnada en el Partido Comunista –hoy llamado Partido del Trabajo–, como vanguardia de la clase obrera, era la guía de la revolución. Por eso vencimos no sólo en la lucha de liberación nacional, sino también en la construcción del socialismo». (Enver Hoxha, El imperialismo y la revolución, 1978)

De no entender estos conceptos tan simples, se cae en una sobre estimación del papel del campesinado, acercamientos a las teorías sobre el papel de vanguardia de los países del «tercer mundo», y desviaciones similares de carácter pequeño burgués tan conocidas.

3. Vale recordar como curiosidad que Marulanda estimaba en 300.000 el número de efectivos que requería las FARC-EP para alcanzar el triunfo; no sabemos si llegaría a considerar los costos que supone mantener a un grupo tan grande, sin hablar ya, de las tácticas que limitan todo el potencial a desplegar.

4. En ese desarrollo de más de 50 años de esa guerrilla colombiana, las FARC-EP ha dejado completamente desamparadas a las masas trabajadoras de las ciudades, no ha desarrollado una efectiva propaganda para estimular y elevar su conciencia de clase, y en última instancia la propaganda existente es desarrollada por ONGs, asociaciones, partidos y sindicatos cuyo baluarte teórico-ideológico es el reformismo. Es decir, las FARC-EP ha faltado a su obligación con las masas, las ha dejado indefensas, desprovistas del arma ideológica, ante la reacción y sus medios de (in)comunicación de masas en manos de la burguesía. Tampoco debemos olvidar las terribles desviaciones en su metodología, como las tácticas de ejecuciones indiscrinadas, secuestros de civiles, cochesbomba, y demás métodos que afectaban al pueblo y que además de ser algo ajeno al marxismo-leninismo han sido utilizadas por el gobierno colombiano como excusa para restringir los derechos y libertades de la democracia burguesa, para inocular el miedo en todos los sectores sociales ante un eventual triunfo guerrillero, e indirectamente hacia todo lo relacionado con la violencia, la lucha de clases o el socialismo y comunismo. Esto puede verse en el análisis de Enver Hoxha sobre el terrorismo: «Reflexiones de Enver Hoxha sobre el terrorismo y su incompatibilidad con el marxismo-leninismo».

En las FARC-EP muchos elementos se vociferaron como marxista-leninistas, aunque nosotros consideremos con toda justicia que solo es una guerrilla desprovista de un partido comunista que lo lidere, y con una ideología ecléctica. De hecho las FARC-EP, al igual que otros grupos armados que tenían similares características desviacionistas corre el peligro de desaparecer bajo estas contradicciones en un más que cuestionable «honroso proceso de paz».

El documento:


Dijo Uribe a la agencia EFE, refiriéndose al proceso de paz de La Habana, estar dispuesto a aceptar una "reducción" de las sentencias a los miembros de la guerrilla, "pero no la impunidad"…

Si esta expresión saliera de los labios de un querubín celestial, vaya y venga, porque lo diría la inocencia alada.

Y también dijo ese presidente –quien le cumplió a Pablo Escobar el sueño de lucir sobre su pecho la banda presidencial-, que los autores de "delitos atroces" no pueden integrarse a la vida política nacional…

Para muchos colombianos informados, debió mirar primero la viga de sus ojos y luego la paja en el ojo ajeno. Un personaje como él, inmerso como está en crímenes internacionales, en lugar de estar simulando ser un hombre de Dios, debiera estar preparando su defensa ante los entramados jurídicos que siguen sus rastros ensangrentados.

Un individuo, como Uribe, identificado plenamente como uno de los máximos responsables de la violencia ejercida desde el poder contra los de abajo, no podría tener perdón, porque "la impunidad humilla a la sociedad y constituye un mal ejemplo que genera nuevas violencias", si nos atenemos a sus propias palabras.

"La irrupción de la izquierda en Costa Rica es un voto de rechazo contra el Gobierno"

El Partido Acción Ciudadana –PAC– es una fuerza socialdemócratas, en los hechos significa que seguirá apostando por el mismo programa político-económico de sus predecesores con la salvedad de que puede desarrollar algún programa de «asistencia social», pero este no significará un salto cualitativo respecto a la situación económica existente. Es decir, el PAC es la respuesta a las contradicciones del capitalismo dentro del capitalismo en su condición de «izquierda capitalista». Esto se traduce en que no habrá ruptura con el neoliberalismo ni con las causas de la depresión económica que sufre el conjunto del pueblo costarricense.

Está por ver si en el plano internacional podrá escapara al tutelaje que EEUU ejerce sobre el país, y si podrá desarrollar una diplomacia más o menos independiente, lo que francamente resulta difícil dado el grado de infiltración en todas las esferas del Estado y la sociedad que sufre Costa Rica por parte del imperialismo estadounidense.

El documento:


Con un apoyo sin precedentes en Costa Rica de un millón de votos, Luis Guillermo Solís, del Partido izquierdista, ha ganado las elecciones presidenciales. El analista internacional Sandino Asturias explica el éxito del nuevo partido político.

Es evidente que hay "un voto de descontento" y de oposición específica frente a un tercer mandato del Partido Liberación Nacional (PLN) y del Gobierno de Laura Chinchilla, explica el experto, subrayando que la victoria de la oposición en la persona de Luis Guillermo Solís ilustra a las claras este rechazo.

El afianzamiento del Partido izquierdista Acción Ciudadana (PAC) como opositor al Partido de Liberación Nacional muestra que logró finalmente capitalizar este voto de rechazo y la confianza ciudadana, indica el analista, agregando que, a pesar de ser atípico, el voto se vio favorecido por una alta participación. Cabe destacar, que en vísperas de la segunda ronda de elecciones el contrincante de Solís, Johnny Araya del PLN, se retiró de la campaña electoral alegando falta de fondos, dejando a Solís en favorito absoluto.

"El tercer elemento es la irrupción de izquierda, que será el fiel de la balanza en el Congreso de la República", opina el analista. El partido de Solís tendrá que demostrar flexibilidad, ya que el PLN es aún mayoría en la Cámara de Diputados. En este sentido el PAC, que es un partido de centroizquierda, tendrá que formar alianzas con el partido de izquierda (Frente Amplio) para garantizar la gobernabilidad y darle salida a los programas del Gobierno que quiere desarrollar, explica.

Según él, la victoria de Solís también puede representar el fin de bipartidismo, lo que venía ocurriendo de hecho en el país. El partido de Solís, escindido del Partido Liberación Nacional, es, sin embargo, un partido nuevo que logró acercarse más a la ciudadanía a través de crítica de fenómenos como la corrupción. El éxito del PAC en las urnas reside en que no fue percibido como otro partido tradicional, sino como un partido nuevo, mientras que Solís se presentó como el presidente de una renovación política ansiada por los costarricenses.

RT Actualidad

sábado, 5 de abril de 2014

El XXº Congreso del PCUS y la evolución de los revisionistas modernos; Agim Popa; 1981

[Enlaces de DESCARGA del texto en PDF al final del documento]

En éste interesante artículo se tratará lo referente a cómo pudo el viraje revisionista de la Unión Soviética en el XXº Congreso de 1956 avivar la contrarrevolución de zapa –desde dentro del movimiento obrero, con el uso de teorías oportunistas– hasta el punto de la degeneración de los partidos comunistas –y también los partidos comunistas y Estados obreros hacia el capitalismo monopolista de Estado, causa principal de la caída de lo que se conocería como el «Bloque del Este»–.

El autor, el profesor Agim Popa, nos deleita con una sencilla y breve exposición sobre las tácticas principales y el camino que ha seguido la propagación del «virus» revisionista en el Movimiento Comunista Internacional, dejándose algunas cosas en el tintero, que hemos intentado rescatar con las notas.

Éste artículo, aparecido en la revista «Albania Today», viene como anillo al dedo para introducirnos en el análisis de la causas internas que acabaron no solo con los partidos comunistas sino también con los poderes obreros en los países donde se habían instaurado el poder bajo los partidos comunistas, y permitirá hacernos una idea de por qué los movimientos de liberación nacional acaecidos en todo el globo desde principios y mediados de los años 50 y 60 han acabado lejos de la construcción socialista. 

El socialimperialismo jugó un papel fundamental en ello, como Agim Popa nos recuerda a lo largo de todo el artículo. Sin embargo, si precisamos de un análisis mucho más profundo de la cuestión, podemos recomendar que se ahonde en el tema mediante la vasta obra del camarada Enver Hoxha, la cuál es citada más de una vez por el autor del artículo.

Para acabar; mencionar que en éste artículo se definen correctamente las estratagemas del revisionismo para falsificar el marxismo-leninismo, sus principales teorías pseudomarxistas, y la evolución histórica de éstas –se narra cómo se empezó aclamando a «una vuelta a Lenin», intentándolo separar del legado de Stalin, y cómo más tarde se desprendieron de tal frase, rehuyendo ya incluso a Lenin, con la llamada «vuelta a Marx y Engels»–. La incomprensión de cómo evoluciona el marxismo es un hecho palpable para que dichas excusas revisionistas pudieran engañar a los trabajadores y pudieran hacer a estos «salirse con la suya»: con ello se conseguía servir a la burguesía castrando el movimiento obrero, como ya hiciese la II Internacional en sus días levantándose en contra de Marx, Engels, Lenin y Stalin. Nos hablará de cómo con la ola de revisión generalizada se irían formando distintas tendencias revisionistas que a su vez acabarían profundizándose en ramificaciones y diferenciaciones todavía más evidentes.Durante este proceso de revisión moderna, se vería a Enver Hoxha y los marxista-leninistas albaneses como la cabeza más palpable de la defensa internacional del marxismo-leninismo con un esquema expositivo muy popular y entendible.

Introducción de Alejo Sola
Colaborador de Bitácora (M-L)


El XXº Congreso del PCUS y la evolución de los revisionistas modernos

La evolución del revisionismo moderno, con todos sus brotes y teorizaciones, su demagogia y las decepciones que ha conllevado, muestra que una colosal tarea se alza sobre los marxistas-leninistas hoy para desenmascararlo a ojos de la clase trabajadora y del pueblo.

Hace ya veinte años, el camarada Enver Hoxha pronunció su histórico discurso en el encuentro de los 81 Partidos Comunistas y Obreros celebrado en Moscú en 1960. La experiencia de esos veinte años transcurridos desde entonces ha confirmado completamente cuán correcto y de vital importancia resultó el posicionamiento del Partido del Trabajo de Albania entonces, y ha probado indiscutiblemente que sólo un correcto posicionamiento para alejarse de los tan destructivos resultados del revisionismo, es la línea de la lucha resuelta en contra de éste.

En éste encuentro, con argumentos bien sustentados, el camarada Enver Hoxha expuso el curso traicionero que el revisionismo jruschovista había encauzado y asentado, junto a la línea divisoria entre éste revisionismo y el verdadero marxismo-leninismo, que podemos deducir de ello.

El camarada Enver Hoxha prestó especial atención a la crítica y demostración de las tesis oportunistas y puntos contrarrevolucionarios establecidos por el XXº Congreso del Partido Comunista de la Unión Soviética, de 1956, que marcaron la línea a seguir de todo el desarrollo ulterior del revisionismo jruschovista, tanto para cuestiones internas como externas respecto a la Unión Soviética.

En el XXº Congreso del PCUS y, tras éste, todo lo conocido como revisionismo jruschovista, intentaron promocionarse con el eslogan del «desarrollo creativo» del marxismo-leninismo, y de la «lucha contra el dogmatismo», como todos los otros revisionistas modernos habían ya hecho, empleando de manera falaz los cambios en las relaciones de fuerzas en el mundo y la aparición de nuevos fenómenos tras la Segunda Guerra Mundial como pretexto para difundir sus teorizaciones oportunistas y justificar sus acciones contrarrevolucionarias.