«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

jueves, 2 de julio de 2015

Hilary Minc fustigando la llamada «tercera vía» y sus especulaciones


«La llamada «tercera vía», el camino intermedio entre capitalismo y socialismo, el camino del fortalecimiento de la democracia en su forma actual, y el intento de construir el socialismo en los campos, mientras se preserva al mismo tiempo en el campo la pequeña comunidad y la producción capitalista, sin duda no es ninguna «tercera vía». En realidad no es otra cosa, que la «primera vía», la vía del capitalismo, que haría que los elementos capitalistas entre los campesinos tuvieran en poco tiempo el triunfo sobre los intereses de los obreros. El carácter específico de nuestra vía es el movimiento hacia adelante del socialismo a través de la democracia popular. He ahí que sería un error el principio de pensar que el camino polaco al socialismo está por preservar intacto el presente sistema económico y social de la democracia popular, esto nos haría retroceder al capitalismo». (Hilary Minc; De una democracia popular en Polonia a una Polonia socialista; Discurso en el Pleno del Comité Central del Partido Obrero Polaco, abril de 1947)

Anotaciones de Bitácora (M-L):

El contexto de la cita del marxista-leninista polaco Hilary Minc, parece estar conectado con la lucha contra teorizaciones revisionistas de tipo bujarinistas de Władysław Gomułka sobre que no era necesario pensar en una colectivización del campo, que el campo seguiría espontáneamente a la industria socialista de la ciudad, y que por tanto tarde o temprano el campo se volvería socialista. Hilary Minc se mantuvo en la posición leninista-stalinista de que mientras el campo estuviera en un mar de pequeños propietarios habría una base material para la reproducción del capitalismo, siendo pues menester, transformar tal situación bajo las colectividades y granjas estatales, esto es, los koljoses y sovjoses:

«¿Puede afirmarse que la pequeña economía mercantil campesina sea también, en esencia, un mismo tipo de economía que la producción socialista de la ciudad? Es evidente que no puede afirmarse tal cosa sin romper con el marxismo. De otro modo, Lenin no diría que «mientras vivamos en un país de pequeñas haciendas campesinas, el capitalismo tendrá en Rusia una base económica más sólida que el comunismo». Por tanto, la teoría de la «espontaneidad» en la edificación socialista es una teoría podrida, antileninista. (...) Por tanto, la teoría de la «espontaneidad» en la edificación socialista es una teoría antimarxista. La ciudad socialista sólo puede arrastrar consigo al campo, con sus pequeñas haciendas campesinas, implantando koljoses y sovjoses en el campo y transformando la aldea de un modo nuevo, al modo socialista». (Iósif Vissariónovich Dzhugashvili, Stalin; En torno a las cuestiones de la política agraria de la Unión Soviética, 27 de diciembre de 1929) 

2 comentarios:

  1. Asi mismo es hermanos marxistas-leninistas. La izquierda del mundo entero da mucha pena. Yo soy de Republica Dominicana, y en la Republica Dominicana, los partidos izquierdistas alternativos, ni siquiera hablan de marxismo. Y en Estados Unidos, muchos marxistas van a apoyar al candidato Berny Sanders que ni siquiera marxista es

    ResponderEliminar
  2. dietlord Perfecto tu mensaje, pero que los marxista-leninistas que fustiguen la tercera vía incluyen al socialismo del siglo XXI.

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»