«Los comunistas consideran indigno ocultar sus ideas y propósitos. Proclaman abiertamente que sus objetivos sólo pueden ser alcanzados derrocando por la violencia todo el orden social existente. Que las clases dominantes tiemblen ante una Revolución Comunista. Los proletarios no tienen nada que perder en ella más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar». (Karl Marx y Friedrich Engels; «Manifiesto del Partido Comunista», 1848)

martes, 8 de agosto de 2017

La no publicación de los documentos de los partidos: característica común de las organizaciones revisionistas; Equipo de Bitácora (M-L), 2017


«El Partido Comunista de China (PCCh) se caracterizó por amputar y reeditar constantemente las obras de Mao Zedong a fin de adaptar su obra de modo oportunista a las diferentes épocas, o para la reproducción de su imagen en el extranjero:

«Es arduamente conocido que el revisionismo chino tiende a manipular sus obras para cubrir sus vergüenzas. Uno de los casos más conocidos es el informe al VIIº Congreso del Partido Comunista de China de 1945 de Mao Zedong, llamado: «La lucha por la nueva China», con posterioridad reeditado y censurado en sus partes más browderistas con motivo de su inclusión en el tomo IV de Obras Escogidas, en que fue titulado: «Sobre el gobierno de coalición». Otro punto sería la obra «Resoluciones sobre algunas cuestiones de la historia del partido». (...) Este tipo de cambios, censura y reediciones en sus obras fue algo reconocido por los revisionistas chinos en la introducción de las Obras Escogidas de Mao Zedong. (...) Esta pose de fidelidad a Stalin, al marxismo-leninismo, dejando las críticas en formas indirectas o en pequeños círculos, duraría solo hasta la muerte del líder soviético. (...) Este ocultamiento apropósito de los sentimientos de Mao hacía Stalin [se comprueba] con los testimonios escrito del líder revisionista chino a la muerte de Stalin». (Equipo de Bitácora (M-L); Mentiras y calumnias de la historiografía burguesa-revisionista de Mao Zedong y el revisionismo chino sobre Stalin, 2014)

Téngase en cuenta que los revisionistas chinos sólo publicaron, en 1951, las obras de Mao Zedong hasta el tomo IV, estas publicaciones cubren sus obras de 1926 hasta 1949. El tomo V, publicado en 1977, cubre el periodo de 1949 a 1957, este tomo fue publicado bajo mandato de Deng Xiaoping y Hua Kuo-feng, aunque por ciertas recopilaciones ya se conocían partes de estas obras. No es casualidad que esta dupla, Deng-Hua, publicara en 1977 el V volumen de las Obras Escogidas de Mao Zedong; pues lo hicieron a sabiendas de que su contenido les era altamente beneficioso en cuanto a justificar sus derivas presentes y futuras.

Para entender el maoísmo y el desarrollo del maoísmo en Europa, hay que tener en cuenta que la mayoría de las obras de Mao Zedong no fueron publicadas en Europa en vida de Stalin, lo que dificultaba su estudio y la comprensión de su carácter revisionista.

En 1951 fue publicado su tomo I de las Obras Escogidas de Mao Zedong en la Unión Soviética. Las obras llevaban siendo revisadas años por Mao Zedong previamente, y luego el filósofo soviético Yudin le asistió para corregir sus errores antimarxistas y así darle un toque más académico. En 1953 se publicaron el tomo III y IV respectivamente, que ocupan los escritos de 1941-1945 y 1945-1949 respectivamente, fue entonces cuando los jruschovistas dieron mucha publicidad a sus textos:

«Después de la muerte de Stalin, entre junio y diciembre de 1953, la propaganda soviética dio más publicidad a las obras de Mao en la Unión Soviética». (Hua-Yu Li; Mao Zedong y la stalinización económica de China 1948-1953, 2006)

El PCE (r), y no podía ser de otra forma, sigue esta práctica maoísta de ocultamiento de su propia historia. Hipócritamente argumenta que debido a la «represión» no se han podido salvar todos los documentos. Falso, el PCE (r) publica artículos de todas las décadas, y esconden los que más vergüenza le producen, por ejemplo los artículos donde dan su apoyo y loan a Gorbachov no son publicados; solo a base de un largo trabajo, a polémicas con otros grupos de la época, y a la denuncia de varios críticos, se han podido recuperarse las pruebas de su pasado revisionismo más rancio. De hecho, desde hace unos años no solamente esconden sus documentos históricos, sino que cuando se critican sus posiciones alegan que «no estás informado», y te recomiendan leer las últimas obras de Arenas como «La negación de la negación»; «Revolución dentro de la revolución» de 2015 o «¿Una nueva ley dialéctica?» de 2017 donde te prometen que rectifica muchas de sus pasadas inclinaciones maoístas y donde incluso se atreve a enunciar que ha descubierto nuevos aportes para el marxismo, ¡pero casualmente lejos de estar disponibles a todo el público, para obtener dichas obras y leerlas, debes pagar una suma considerable que por supuesto va destinada a financiar al revisionismo! Esta es una estrategia muy común entre las organizaciones políticas que tienen miedo a ser criticadas, así se garantizan que sus obras solo se lean en su círculo de seguidores que son los únicos que se dejarían el dinero en comprar tales aberraciones, dificultando con ello que sus enemigos puedan acceder a ellas y que posteriormente sean criticados por sus teorizaciones absurdas. Esta estrategia no solo significa que dificulta el hecho de que sus enemigos puedan acceder a su material, sino que a su vez también niega la disponibilidad de sus teorizaciones a los elementos neutrales hacia su organización interesados en el marxismo y en esos temas, en consecuencia auto aislándose irremediablemente de las masas cada vez más a causa de esas posturas sectarias.

Pero el PCE (r) no es el único que hace esta triste táctica de autocensura, en España hay ejemplos múltiples entre la fauna revisionista. A Jesús, un militante de Reconstrucción Comunista (RC) lector de Bitácora (M-L) le pedimos cuentas sobre porque su organización tras celebrar su IIIº Congreso de 2015 no publicaban sus documentos congresuales, su contestación fue que se publicarían en breve, más tarde ya en 2016, ante el incumplimiento de su palabra, volvimos a pedir cuentas, esta vez la excusa que nos dio Jesús fue por cuestiones de seguridad la directriz era que no se difundiría en público, lo cual criticamos a ese individuo que parecía realmente honesto. Esta actitud de RC fue criticada en nuestros documentos posteriores con vehemencia, ya que tras la detección de ocho de sus militantes en 2017, la línea oficial de RC aludía que por culpa de la «represión» no habían podido publicarlo: ¡esta era la misma excusa barata que el PCE (r) utilizaba desde hacía décadas!:

«Otro de los rasgos que caracterizan a esta peculiar organización [RC] es la de no publicar los documentos de su partido: ni las tesis de sus plenos, congresos, ni nada importante sobre su línea, prueba de ello es que a día de hoy no tenemos los documentos del último IIIº «Congreso» de abril de 2015, ni de los anteriores, lo que indica que estos actos son reuniones donde prima el formalismo. Ellos argumentan que la no publicación de sus documentos es debido ¡«a cuestiones de seguridad»!, algo bastante estúpido ya que mientras afirman esto son conocidos por colgar fotos de su «Comité Central» en su página oficial, e incluso por actos como subir las fotos de actos «políticos» a las respectivas cuentas oficiales de cada integrante, con los que pueden ser identificados fácilmente sus cabecillas, por lo tanto la privacidad de sus «militantes» es nula, y sus excusas bastante malas. Además, ¿qué «riesgo a la seguridad» supone para una organización publicar su programa económico o su análisis de la economía internacional actual –o cualquier otra cuestión que un partido debe tocar–? Ninguno, por lo que todo esto son excusas para justificar su inoperancia en cuestiones de peso». (Equipo de Bitácora (M-L); ¿Por qué los de Reconstrucción Comunista (RC) nos copian las obras?, 18 de octubre de 2016)

Otro ejemplo de partido político revisionista de escasa influencia conocido por la no publicación de sus documentos históricos es el actual PCE (m-l) de 2006-2017, al cual denunciamos por no querer publicar las obras de los dirigentes históricos como Elena Ódena a los cuales dicen reivindicar:

«Que no se preocupen más los jerifantes oportunistas del refundado y actual Partido Comunista de España (marxista-leninista) [PCE (m-l)], que ya tenemos en nuestras manos parte de las obras de Elena Ódena, para poder difundirlas. Comunicamos esto, ya que no han tenido la decencia de proporcionarnos, y de ni tan siquiera mostrarnos una sola obra escrita de Elena Ódena –pese a nuestro intento de ponernos en contacto con sus medios oficiales, militantes y simpatizantes para facilitarnos tales obras–, por lo que ya nos hemos encargado nosotros por otros medios de conseguir una edición física del Tomo I de sus Escritos Políticos. Que ya que tampoco han tenido las ganas ni la preocupación de promover las obras teóricas de esta revolucionaria y marxista-leninista, desde Bitácora (M-L) nos encargaremos de tal menester en cuanto saquemos a la luz. (...) A diferencia del actual PCE (m-l), Elena Ódena promovía la publicación y popularización de los documentos del partido; el actual PCE (m-l) tiene la casual «manía» de esconder la mayoría de informes de sus plenos o de sus congresos así como sus resoluciones, existiendo solo contados documentos desde su fundación en 2006, aplicando la máxima cobarde de muchos partidos revisionistas de: «cuanto menos se publique menos podrán criticarnos». (Equipo de Bitácora (M-L); Sobre la adquisición de las obras de Elena Ódena, 13 de enero de 2015)

«Casualmente» tras más de diez años sin publicar sus documentos, desde esta llamada de atención, o mejor dicho denuncia pública, el PCE (m-l) decidió empezar a digitalizar las obras de Elena Ódena, lo que facilita su desenmascaramiento entre sus escasos seguidores como falsos idólatras.

Pero la lista de ejemplos no acaba ahí, en España –y en otros países– las diversas organizaciones revisionistas siguen este patrón: el PCOE, el PCPE. Sobre todo sobresale que todos ellos presumen de una histórica «lucha antirevisionista» en sus respectivos partidos, cuando lo cierto es que sus líderes fundadores –Líster y Gallego– fueron cómplices de las fechorías de Carrillo, y después, siguieron siendo seguidores y aduladores de la URSS socialimperialista, incluyendo un lacayunismo en la cuestión de Gorbachov y la Perestroika. El PCE como siempre, nada en un mar de contradicciones, con mil fracciones; aunque el eurocomunismo de Carrillo fue uno de los mayores fracasos del revisionismo y nadie lo reivindica dentro del PCE con ese nombre, el PCE lejos de haberse desecho del eurocomunismo-carrillismo, su herencia se ha podido ver durante todos estos años: le pese a quién le pese, Gerardo Iglesias, Julio Anguita o actualmente Alberto Garzón, son hijos del carrillismo. Por último cuando el antiguamente famoso jesuita y tercermundista PTE-ORT hoy intenta limpiar su pasado con las delirantes historietas sobre su pasado «antirevisionista» hay que recordarles que actualmente todavía repite sus mismos dogmas del maoísmo, a causa de ello es un partido fantasma como su hermana ideológica de la UCE, una organización que podemos decir que es una secta con todas las letras y que es capitaneada por empresarios que explotan sus propios militantes como ocurre exactamente igual con RC.

Es válido tomar en cuenta que este oficiosos ocultamiento de documentación de estas organizaciones, pasados y presentes, responde al miedo que tienen ante la posibilidad de que se critique su falta de posicionamiento respecto a temas fundamentales del marxismo-leninismo, o bien o por el simple temor al ridículo al quedar descubierta su falta de formación ideológico-política-económica a la hora de tratar temas concretos

***

Llegados a este punto. Suena realmente hilarante leer este tipo de proclamas de los fanáticos del PCE (r):

«En el Estado español, el partido que se ha ganado durante cuatro décadas el calificativo de comunista, con una lucha tenaz, comprometida a cualquier precio y bien organizada, que jamás ha traicionado los principios comunistas y por lo tanto a la clase obrera, es el PCE (r)». (Pablo Hasél; ¿El comunismo es legal en el Estado Español?, 25 de marzo de 2017)

Pues como ha quedado demostrado hasta este momento, la teoría y práctica del PCE (r) durante los años 70 fue de completo apego al revisionismo maoísta, a veces entremezclado con otras tesis revisionistas procedentes del tercermundismo, el guevarismo, el anarquismo, el espontaneismo y el terrorismo, etc. Así que lo que dicen sus palmeros sobre que el PCE (r) es un partido, o mejor dicho el único partido marxista consecuente, no tiene el más mínimo sentido, viven en universos de fantasía. El PCE (r) hizo del eclecticismo oportunista su bandera. Y esto también se comprueba en la línea de su política exterior». (Equipo de Bitácora (M-L); Estudio histórico sobre los bandazos políticos oportunistas del PCE (r) y las prácticas terroristas de los GRAPO, 2017)

4 comentarios:

  1. ¡Gran trabajo! Como siempre.

    Tenía dos preguntas, ¿tenéis alguna crítica a la secta del MAI? Son estos maoístas que sólo existen por internet, hablan de la ''reconstitución'', la lucha entre dos líneas, etc.

    La otra era si podríais decir qué partido comunista de verdad hay en España donde militar.

    ResponderEliminar
  2. La crítica al "maoísmo reconstituiconalista" está en la obra:

    Estudio histórico sobre los bandazos oportunistas del PCE(r) y las prácticas terroristas de los GRAPO; Equipo de Bitácora (M-L), 2017

    http://bitacoramarxistaleninista.blogspot.com.es/2017/06/estudio-historico-sobre-los-bandazos.html

    Mira el índice y verás críticas a todo eso que pides.

    El único grupo con el que tenemos contacto desde Bitácora (M-L) es el PCTE, un nuevo grupo escindido del PCOE:

    http://partidocomunistadeltrabajo.blogspot.com.es/

    Échale un vistazo a su línea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! Veo que se adjetiva el reconstitucionalismo y se habla de él pero no se ataca en concreto la línea de la secta cibermaoísta MAI. Aquí les dejo su ''línea'' porque creo que me expliqué mal y no se pudo entender lo que decía.

      http://reconstitucion.net/

      Son teoreticistas, hablan de un ''Ciclo de Octubre'' y las ''limitaciones'' del mismo (incluye el marxismo-leninismo, obvio).

      Eliminar
  3. El extracto de esa obra hablando del "reconstituicionalismo" está en el capitulo VI por si no lo encuentras en el denso documento.

    ResponderEliminar

«¡Pedimos que se evite el insulto y el subjetivismo!»